Desde la Unión de Juventudes Comunistas en Andalucía (UJCE-A) mostramos nuestra repulsa ante la detención realizada esta madrugada a dos jóvenes cordobesas que se encontraban realizando un trabajo de campo en el Aaiún, capital del Sáhara Occidental. Nuestra camarada Julia Prieto y Rubén Flores, compañero del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), se encuentran actualmente detenidas camino a ser deportadas a Canarias.

Desde estas líneas decimos BASTA ya de detenciones ilegales a las que llevan la solidaridad internacionalista por bandera. Las detenidas fueron rodeadas en la casa en la que descansaban el pasado lunes 26 de septiembre por la noche, como ha informado la madre del compañero Rubén, que perdió el contacto con su hijo a las 4:00 de la madrugada hasta las 10:00 de hoy, en la que conoció su detención.

No es la primera vez, ni muchísimo menos, que se suceden estas detenciones. Las autoridades marroquíes no tienen respeto a quienes acuden a conocer la situación en el Sáhara. En este caso han sido dos jóvenes que sólo pretendían conocer las condiciones de la población, pertenecientes al Consejo de la Juventud de Córdoba; en el pasado mes de abril fueron abogados de la Asociación de Juristas Andaluces por el Sáhara (Ajasahara). Y así una lista interminable de detenciones ilegales, intimidaciones y agresiones por parte de la policía marroquí.

Por último, agradecemos las muestras de solidaridad que se están sucediendo por parte de colectivos de la ciudad de Córdoba y fuera de ella; el apoyo que ha brindado el pueblo saharaui durante las últimas horas, así como el trabajo de nuestras incondicionales compañeras de UJSARIO.

¡Hasta la victoria! ¡Sáhara libertad, Polisario vencerá!

juliasaharaedit